En verano, el aumento de la temperatura y las mayores precipitaciones, son dos factores que contribuyen a la proliferación de mosquitos aumentando los riesgos de contagio de Dengue, Fiebre Chikungunya y el Virus del Zika en la población.

Estas enfermedades son transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti y no existe ninguna vacuna para su protección. Por eso, el contagio sólo puede disminuirse respetando y cumpliendo las medidas de prevención adecuadas.

Eliminar, limpiar y tapar todos los recipientes y depósitos del exterior de nuestras casas, constituye la medida de prevención más importante debido a que el Aedes Aegypti prolifera en reservorios de agua estancada alrededor de las casas.

El Dengue y la Fiebre Chikungunya sólo se transmiten a través de la picadura del mosquito previamente infectado, no de persona a persona, ni a través de objetos, ni de la leche materna.

En cambio, el Virus Zika puede transmitirse por relaciones sexuales sin protección y las mujeres embarazas pueden transmitírselo al bebé. Por eso, las mujeres en edad o periodo reproductivo deben extremar las medidas de prevención.

Los síntomas más frecuentes de estas enfermedades son: fiebre, dolor muscular y de cabeza, náuseas y sarpullidos.

Si experimentas alguno de estos síntomas, no te automediques y consultá rápido a un médico.

¿Cómo podés prevenir la proliferación de mosquitos?

  • Poné boca abajo baldes, palanganas y bidones de agua.
  • Vaciá los colectores de desagües de los aires acondicionado.
  • Mantené patios y jardines desmalezados.
  • Cambiá el agua de los bebederos de las mascotas todos los días.

¿Cómo te protegés de los mosquitos?

  • Colocá mosquiteros en puertas y ventanas.
  • Utilizá espirales o tabletas repelentes en las habitaciones.
  • Usá repelente y renovalo cada 3 horas cuando estás al aire libre. Chequeá que contenga DEET – picaridina.
  • No apliques repelentes en bebés menores de 2 meses. Para ellos utilizá tules para cunas y cochecitos.
  • Evitá exponerte durante el amanecer y el atardecer, son las horas del día en que abundan.
  • Usá ropa de mangas y pantalones largos.