El día 28 de Julio se celebra a nivel mundial el Dia de la Hepatitis con el propósito de generar concientización sobre este grupo de enfermedades y estimular el fortalecimiento de medidas de prevención y control en todos los países.

La hepatitis es una inflamación del hígado causada comúnmente por una infección viral. Existen cinco virus principales de la hepatitis, denominados como tipo A, B, C, D y E.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 325 millones de personas padecen hepatitis víricas B y C siendo éstas una de las principales causas del cáncer de hígado lo cual provoca 134 millones de muertos al año.

Son la segunda enfermedad infecciosa más mortífera después de la tuberculosis, y hay 9 veces más personas infectadas por los virus de la hepatitis B y C (VHB y VHC) que por el VIH.  Estas enfermedades se pueden prevenir, tratar y en el caso de la Hepatitis C, incluso curar. Sin embargo, más del 80% de las personas que padecen la enfermedad carecen de servicios de prevención, detección y tratamiento.

¿Qué es importante saber?

  • Los virus de las hepatitis pueden ser mortales
  • Los virus de las hepatitis B, C y D pueden transmitirse a través de la sangre, el semen y otros líquidos corporales. Es decir, éstos pueden transmitirse al momento de tener relaciones sexuales sin protección.
  • El virus de la hepatitis B es diez veces más infeccioso que el VIH.
  • Los virus de las hepatitis A y E se transmiten muchas veces por agua insalubre, mala higiene de los alimentos y falta de saneamiento.
  • Las personas que contraen el virus de las hepatitis A y E en general se recuperan y no necesitan tratamiento.
  • Existen vacunas para proteger contra los virus de las hepatitis A, B, D y E.
  • Todas las personas mayores de 40 años deberían realizar la prueba para detectar si son portadores del virus de las hepatitis C.
  • La hepatitis C puede desarrollar cirrosis hepática sin presentar síntomas.

¿Por qué es importante el diagnostico prematuro?

Un diagnostico temprano ofrece la posibilidad de un tratamiento medico eficaz y permite que las personas infectadas tomen medidas para prevenir la transmisión de la enfermedad a otras personas, por ejemplo, mediante la adopción de prácticas sexuales seguras.

Además, promueve la adopción de medidas para proteger el hígado de un daño adicional, especialmente con la eliminación del alcohol y ciertas drogas que son tóxicas para el hígado.

¿Cómo se puede prevenir la hepatitis viral?

  • Mejorar la higiene, tomando medidas sanitarias que incluyan el lavado de las manos con agua segura y no beber agua que no sea potable.
  • Vacunarse contra la hepatitis A y B.
  • Realizarse análisis de sangre. De acuerdo a la OMS cada año se rechazan 1,6 millones de donaciones de sangre porque se detecta virus de la hepatitis B (VHB), virus de hepatitis C (VHC) o virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Es importante controlar que las prácticas médicas sean seguras y que el instrumental esté esterilizado.
  • Protegerse en las prácticas sexuales. Los virus VHB y VHC pueden transmitirse mediante contacto sexual, por lo que se recomiendan prácticas sexuales más seguras que incluyan el uso de preservativos.
  • No compartir agujas. Es de vital importancia asegurarse que las inyecciones se realicen en forma segura, sin reutilizar jeringas y con equipamiento esterilizado.

 

 

Fuente: OMS y Fundación Favarolo.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

clear formSubmit